Soy Penumbro

Entreabriendo el closet

Saber lo que uno quiere

La búsqueda de la felicidad es un camino sinuoso, de avances y retrocesos permanentes. En particular, la búsqueda del “otro” y de romper la soledad no es tarea sencilla.
A veces nos encontramos con alguien, nos deslumbramos y comenzamos a cargar la historia de un montón de expectativas. La cabeza y el corazón meten presión y lío, cuando uno debería dejar que la cosa fluyera y tomara la forma que tiene que tomar. Uno se encuentra administrando deseos y necesidades que laten y se imponen. Solemos proyectar en el otro una gran necesidad de estar con alguien y de romper la soledad.
Y luego la realidad nos enfrenta. Se impone la verdad de lo que las cosas terminan siendo, que muchas veces no es lo que uno espera. La caída puede ser dura si uno se dejó inflar demasiado por las expectativas generadas. Está la tristeza y desilusión de no haber conseguido lo que uno buscaba. Se sufre, se llora… uno se cuestiona si todo esto vale la pena…
Pero quizás el mayor logro y descubrimiento, es que uno comienza a saber lo que uno verdaderamente quiere. Cuando uno experimenta algo y descubre en ello el tesoro perdido, aunque luego se esfume, uno se queda con la certeza de saber lo que está buscando y dirige el rumbo con una precisión mucho más clara.
En las historias de dos suele pasar. Estamos condicionados por lo que al otro le pase y las coincidencias no abundan. Uno se fortaleza y crece aprendiendo a superar la desilusión, pero lo más valioso es que uno al no encontrarlo confirma la necesidad de seguirlo buscando.
Y no es poco.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on August 2, 2013 by .
%d bloggers like this: