Soy Penumbro

Entreabriendo el closet

Las cosas del querer

Estas últimas semanas y la última historia que me tocó vivir, resonaron dentro de mí un lindo aprendizaje en tres afirmaciones: “Amar sin medida. Amar sin rótulo. Amar en libertad” Uno se encuentra con alguien y comienza a construir un vínculo. Si hay afinidad comienza la empatía, el gusto por el otro, el disfrute muto. Uno conoce más al otro y el interés se mezcla con la atracción. En la medida en que el nivel de involucramiento aumenta uno comienza a sentir que el otro le importa y el aprecio deja lugar al cariño para… quizás en algún momento, convertirse en ese idealizado amor. Por el momento preferiría hablar de cariño. Es un sentimiento más cotidiano y del que tengo más registros que el amor. Pero para el que también aplica un “querer sin medidas, ni rótulo, en libertad”. Querer sin medida es saber que cuando uno quiere y se deja querer entra en un precioso espiral al que no deberíamos ponerle freno. La vida nos ha curtido mucho para que pongamos trabas y defensas en el terreno del afecto. Alguna herida, sufrimiento, traición nos ha marcado obligándonos a ser muchas veces mezquinos a la hora de entregarnos al amor. Tenemos que saber que siempre y siempre, vale la pena. Que aunque todo instante de amor seguramente en algún momento nos traerá algún dolor, hay que permitirse vivirlo. Y que limitarnos más que protegernos nos vuelve fríos y distantes. Tenemos que dejar que el corazón imponga su ritmo, dejarlo latir con libertad ya que ahí hay una clave de felicidad. Querer sin rótulo es una invitación a que nuestra razón no se imponga en las cosas del corazón. Pareciera que siempre necesitamos ponerle nombre a las cosas… “qué somos?: novios, pareja, salientes, amigos…” y ¿si somos dos personas que simplemente nos estamos conociendo para ver qué nos pasa el uno con el otro?, ¿si somos dos personas que caminamos juntos por un rato más largo o más corto para acompañarnos y potenciarnos? Es verdad que es necesario explicitar algunas cosas, que los nombres son formas de dejar en claro lo que nos pasa. Pero todo sería más fácil si nos limitáramos a ponerle nombre a lo que sentimos. Que no seamos reacios a decirnos “me importas” “te aprecio” e incluso “te quiero” cuando eso sucede. Rotular las relaciones a veces nos fuerza a imponerle ritmo a las cosas, a veces el rótulo es una señal de nuestra inseguridad o de nuestra desconfianza en lo que le pasa al otro. Dejemos que el rótulo decante y venga solo, que sea tan evidente que ni necesitemos decirlo, que sea nada más que una confirmación de lo que los sentimientos imponen en el vínculo. Querer en libertad es aceptar primero que nada la libertad del otro. Es saber que los sentimientos, aunque estén cimentados en compromisos, van evolucionando en el tiempo. Está en nuestra voluntad hacerlos crecer y alimentarlos, pero consientes que a veces las cosas no sucedes como nos gustaría. Querer en libertad es saber que al otro, quizás en algún momento, le dejen de pasar las cosas que le pasaban y elija (libremente) otro camino. Debemos saber que si verdaderamente queremos al otro, tenemos que aceptar que su felicidad no siempre está junto a uno y que esa elección es justamente del otro. Aceptarlo es a veces resignarnos a lo que sentimos. Eso duele, pero es necesario hacerlo para sobrevivir y seguir buscando y caminando. Pero querer en libertad a veces es elegir comprometerse con el otro y, asumiendo que los sentimientos son volátiles, perseverar en el vínculo. Estas cosas del amor no son sencillas, pero fundamentalmente por nuestras propias inseguridades y miedos fruto de quien sabe qué trauma de nuestra infancia. Tenemos que, ante todo, crecer nosotros, fortalecernos internamente, sabernos valiosos, y bancarnos la soledad, para recién ahí vivir vínculos maduros. Obviamente vamos caminando, cruzándonos con otros y dejándonos amar y ser amados, o al menos querer y ser queridos. Es una necesidad tan básica y tan humana que deberíamos siempre permitirnos vivirla con total libertad para tocar, de a ratos, ese ilimitado caudal de vida que tiene contenida.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on March 31, 2014 by .
%d bloggers like this: